Música de corte social

Vakeró ha provocado muchas reacciones a propósito del tema “Hombre gris” que denuncia la mala práctica de algunos policías de detener a ciudadanos para pedirle dinero.

Fuente externa
Fuente externa
Emelyn Baldera
emelyn.baldera@listindiario.com
Santo Domingo

Por los años 60, Eunice Kathleen Waymon, conocida como Nina Simone, decidió dar un giro a su carrera y grabar algunas canciones que fueran de corte social y protesta. En aquel momento Estados Unidos vivía días muy tormentosos por el racismo existente. Su vínculo con el Movimiento por los Derechos Civiles la llevó a grabar temas como To Be Young, Gifted and Black, entre otros.

Ese deseo de ser voz de muchos la hizo merecedora de fuertes críticas y hasta afectó su ya ganada fama. En el país son muchos los artistas que se han dejado contagiar por ese deseo de contar con la música los problemas sociales que presenta nuestra sociedad. El caso más reciente es el de Vakeró, quien se atrevió a decir con música de este tiempo que hay un “hombre gris” que mantiene la mala práctica de pedir a los ciudadanos, contrario a lo que debe ser su misión, en alusión a los policías.

 

El artista ha denunciado que ha sido amenazado por agentes del orden por este tema. Para Joseph Cáceres los artistas dominicanos siempre le han cantado a algunos problemas sociales, “desde siempre se ha hecho, yo creo que de alguna forma, es un aspecto muy sensible”, dice el veterano periodista dominicano. Con relación a “Hombre gris” entiende que lo único negativo es que no se debió generalizar.

“Lo que él cuenta en este tema es una realidad, aunque no se puede generalizar”, sostiene Cáceres.

Para el veterano músico y merenguero Dioni Fernández siempre han existido artistas que en un momento específico de su carrera dejan ver su compromiso social o involucramiento con alguna causa.

“Lo hizo Johnny Ventura, también Wilfrido Vargas tuvo una línea social muy activa y de igual manera Juan Luis Guerra”, dice, tras agregar que el artista “no puede dejar de lado lo que le preocupa”.

Entiende que si Vakeró escribió “Hombre gris” lo hizo porque lo siente. “Lo que dice Vakeró no es nada nuevo, lo que sí es nuevo es la reacción que han tomado esas personas. Hay que recordarles que estamos en una ciudad plural y democrática”, aclara el maestro Fernández, quien entiende que las denuncias sociales siempre estarán presente en la música, porque el artista es un ser humano, y también le afectan los problemas. Para Johnny Ventura grabar temas como “El pique” era parte de un compromiso social. “Le pedí a Ramoncito Díaz que me hiciera un tema que reflejara el pique que tenía luego de una visita que hice a un batey, lo peor es que aún sigue estando así”, comentó a LISTÍN DIARIO, “el Caballo Mayor”. Consideró que el artista representa la parte más sensible de la población.

“Cada vez que hay un maratón llaman a los artistas por su sensilidad; es parte de la condición del artista, es difícil ver a un artista ser indiferente ante los reclamos de la población”, sostuvo Ventura.

(+)
MÁS DETALLES

Por los años 70 y 80 algunos artistas dominicanos locales tomaron la lucha por demandas sociales en sus manos. Ellos no usaron la violencia, por el contrario, utilizaron su mejor arma: la música.

La lista es larga, pero presentamos algunos, entre ellos Wilfrido Vargas, July Mateo (Rasputín), Ramón Orlando, Richie Ricardo, Johnny Ventura, Alex Bueno, Ramón Leornardo y Luis Días hicieron uso de del derecho que les asiste a grabar un tema de denuncia o de corte social.

Estos artistas incorporaron en sus repertorios esos temas y lo que sorprende es que muchos tienen 30 y hasta 40 años de grabados y siguen retratando una situación que aún en 2016 no ha cambiado, como por ejemplo “El funcionario”, donde Wilfrido Vargas relata el uso abusivo que los empleados públicos le pueden dar a las arcas del Estado.

Hay que recordar que Rasputín hizo famoso el tema “Anjá, unjú”, una sátira merenguera que sobredimensiona al extremo los beneficios del país en comparación con otras naciones desarrolladas.

Johnny Ventura quiso presentar la desgarradora historia de los bayetes del país cuando canta “Vengo con un pique, vengo del batey, de ver tanta gente sin ná de comei”. Félix del Rosario hizo popular la canción “Ya no tiene ganas” y así sonaron muchas otras más.

http://www.listindiario.com/